Mi peor experiencia en reportajes de boda

Me ocurrió no hace ni un año y será difícil olvidarla por el mal rato que pase. Era para mi una boda como muchas, pero como toda boda, un acontecimiento memorable y único para los protagonistas. El suceso esta relacionado directamente con un ayudante a quien llevaba por primera vez, una chica en la que depositaba muchas expectativas, (traer como antes a mi novia, con dos niños que tenemos, es impensable). Tenia tabla y sabia improvisar,  le gustaba posar  y lo habíamos practicado.  Era una luchadora de las que se come al león pero había “un pero”, nunca había usado una réflex digital. Y aunque no me preocupaba mucho, ya que no era su cometido principal hacer fotos, le deje una D70 por un par de semanas para que se familiarizara. Por supuesto, habría ocasiones en la que un segundo ángulo me viene genial y cualquiera te puede sorprender con esto de las fotos, aun siendo un novato.

Pero el asunto no va por aquí, ahora lo explico. En las casas de los novios, generalmente acoplo el anillo Orbis al flash y disparo usando un transmisor, Aquí sabrán de que hablo, esto permite un uso mas inteligente de la luz. Pues nada mas llegar, saco mi curioso artefacto, le acoplo el flash y el transmisor y se lo paso a mi ayudante para que me dirija la luz desde un lateral sobre el novio. Levanto la cámara para la primera foto y … Siento como caen estrepitosamente al suelo el flash un SB600 y el transmisor  sin haber aun disparado.

En ese momento con la mayor sangre fría del mundo, hice como si no pasara nada y empece a reorganizar el equipo, las pilas habían saltado en diferentes direcciones. Y sucedió lo peor, el flash ni se iniciaba y empece a sudar repentina y abundantemente.  Era la primera vez que me sucedía algo así. Aparentemente yo no experimentaba ninguna perturbación, pero por dentro lo que me estaba ocurriendo es indescriptible y sabia que podía influir significativamente en mis resultados. Yo aun disparo con una D200, una cámara que no te permite trabajar sin flash en interiores y mi plan B y C eran un desastre. El primero estaba descartado: usar un SB800 casi un cadáver, que hace un disparo y no se carga mas. Lo llevaba por si colocaba una tercera luz. El plan C era emplear un Yongnuo un flash chino comprado en eBay por 35 euros y que en verdad dispara con la potencia que le venia en gana, a pesar de tener 3 o 4 niveles. Nada de automatismos, ni cálculo de la distancia, ni contacto con la cámara, ese flash va a su aire.

Y con este flash de 30 euros hice toda la boda, se que algunos saben bien lo que esto, significa a otros les resultara más difícil saber lo que pase. Con muy buena cara y mucha entereza afronte aquello, con pero con muchas dudas. Mi ayudante hizo lo que se le pedía, debo reconocer que tampoco se vino a bajo, me ayudo muchísimo con la pareja, creando situaciones y colocando la luz donde se la pedía. Acércate o aléjate, acércate otra ves, intentado adivinar la potencia con la que dispararía mi Yongnuo. Pero tengo que decir que de sus fotos con la D70 solo pude aprovechar una, un plano general que parece haber salido bien de casualidad. Fotos mal expuestas, mal enfocadas, y mal encuadradas, no se, quizás es que todo conspiraba.

Al día siguiente no corrí a descargar las tarjetas  como acostumbre, tenia miedo y espere quizás una semana. Entonces vi las de mi ayudante y supongo que espere una semana mas… Pero en verdad aquello no era el fin del mundo ni mucho menos. Había muchas fotos quemadas o subexpuestas, pero había disparado mas de lo normal para paliarlo. Eche mano de las herramientas y del ingenio y la verdad al final tenia y álbum muy interesante. Incluso me gusto mucho más, que otros donde no ha ocurrido el mas mínimo contratiempo. Y es que así es esto de las bodas, hay tantos factores, que llega a parecer algo mágico o fortuito. Aquí dejo algunas páginas, juzguen ustedes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tengo que aclarar que nunca culpabilice a mi ayudante. No recuerdo si en los encuentros previos, donde le enseñaba a colocar los pie de luz y con los paraguas, le enseñe también a sujetar el Orbis, aunque en cualquier caso, si así fue, en aquel preciso instante se lo debí recordar. Aun recuerdo el trabajo que paso mi novia para domesticarlo, no es un invento perfecto. Económicamente la experiencia también me salió cara, me toco comprar inmediatamente un SB700  y arreglar al accidentado, lo cual me costo casi 150 euros. Ahora llevo los dos y también a mi valiente flash de 30 euros… Y le digo: eres la candela… te acuerdas? Porque yo si que no lo olvidare. Le puse estas bonitas pegatinas para distinguirlo de sus hermanos de la misma marca.

Al final hay dos cuestiones mas que me resultan dignas de destacar. Primero: nunca pensé en usar el flash interno de la cámara, en situaciones cercanas hubiera funcionado perfectamente, y baterías de recambio tenia. Supongo que como nunca lo uso, termine olvidando que existía. Y segundo: no tire en Raw (casi siempre tiro en jpg), esto sin dudas, habría minimizado mucho los problemas de exposición. Bueno, será que cuando hay que sufrir, ya puestos lo haces en serio…

Anuncios

4 pensamientos en “Mi peor experiencia en reportajes de boda

  1. …WAW !!! pues si, yo te entiendo y te admiro! tengo una D200 y cuando me hize con un SB900 entendí muchas cosas! 🙂 …me llego a quedar en una boda sin el…y tirando del heroico del flash hubiera sudado un montón !!! 🙂

    buff…!

    por cierto, felicidades por la página! llevo un buen rato posponiendo la cena , saltando de artículo en artículo; buenísimos!

  2. una pregunta, como hacías para disparar el flash desde otro lugar usabas un ratio trigger o algo así? y como hacías para indicarle a tu asistente en el momento de la ceremonia en que punto se debía colocar para tomar la foto? ya que no podías hacerlo en frente de todos.. me da curiosidad saber porque yo estoy comenzando con esto de la fotografía para bodas y uso es en realidad un younguo, pero hasta el momento lo usaba directo de la cámara pero rebotado en algunas ocasiones, otras que no podía rebotarlo me tocaba lanzarlo directo lo cual detesto, pero no tengo un lente luminoso como tal..

    • Si normalmente llevo un trigger aunque tambien llevo un cable por si acaso que es lo que te recomiendo aunque es complicado porque te dificulta el agarre de la camara … aunque en la iglesia mejor que lleves el flash sobre la camara…. Al segundo camara le indicas por ejemplo que siempre se ponga en un angulo lo mas contrario posible al tuyo … en cuanto a lente no hace falta que sea luminoso si trabajas con flash …. la verdad trabajar con flash de paoyo y tener un resultado natural es una ciencia y lleva tiempo conocerla …. sino mira porque hay tanta gente que prefiere no usarlo … pero eso es lo mas facil claro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s